Desde el lejano Singapur nos llega el trabajo de este joven t├ídem que hace maravillas como la mesa “Rabbit” en el que ninguno de sus componentes tiene la misma altura, forma o tama├▒o permitiendo una interacci├│n infinita de los usuarios y los objetos; la l├ímpara de cuatro patas “AT-Lamp” o las estanter├şas modulares “One-shelves”.

V├şa: Zainteriora