No hace mucho, mi amigo N. me contó, con algo de melancolía, que le robaron su bici justo en la puerta de su casa. Después de 14 años de disfrute su relación se acabó de un plumazo…

Me encantaría poder hacer lo mismo que N. todas las mañanas; ir a trabajar en mi bici, tranquilamente y sin contaminar. Pues bien, leyendo una vez más Casa Viva he podido encontrar una posible solución: The Magic Wheel

The Magic Wheel
Imagen:Magic Wheel

No es una bici, pero hay muchos modos de moverse en la ciduad. Podríamos decir que se trata de una especie de mezcla entre bici y monopatín, te mueves impulsándote con uno de los pies mientras el otro descansa en una pequeña plataforma.

Está disponible a partir de 119 libras. Yo que N. me lo pensaría. :P