Es innegable que cuando llega el oto├▒o todo se transforma. Incluso la misma luz no se escapa al paso de las estaciones y el dise├▒o escandinavo, que sabe mucho de estas cosas, ha querido atraparla para llevarla a nuestras casas.

De manos de la diseñadora noruega Catherine Kullberg nos llegan unas otoñales lámparas hechas a mano a partir de una fina lámina de abedul.


Imagen:Catherine Kullberg

Una cálida luz se escapa de entre las siluetas de los árboles y aves delicadamente trabajadas sobre la pantalla. Disponibles en dos modelos: de techo o de mesa. Una manera sútil de traer la luz de los bosques a nuestros rincones favoritos.

V├şa: Design*Sponge