Revisando algunos de mis apuntes y mails atrasados he encontrado algo que se me quedó en “pendientes” y que me ha hecho bastante ilusión sacar a la luz.

Se trata de Delica, quienes han sabido entender perfectamente la relación entre los objetos y las personas y generar objetos prácticos de gran belleza estética. No pretenden cambiar el mundo, pero sí intentar entender lo subjetivo de los objetos para que nos hagan la vida más fácil.

delica_01
Imagen: Delica

Por el momento en su web sólo podemos ver tres productos: el frutero Lorea, inspirado en la papiroflexia. Ameba, una colección de soportes para una óptima movilidad en la mesa, compuesto por bajoplato, salvamanteles y posavasos. Y por último, la bandeja Delica para acceder fácilmente a los alimentos sin obstáculos.

Toda una oda a la delicadeza, ¿vendrá de ahí su nombre?